Para una correcta visualización de las letras, te recomiendo instalar esta fuente.

Para ver mi otro blog, mis proyectos y divagues AQUI
Para hacer cualquier otra pregunta AQUI

miércoles, 16 de febrero de 2011

Capítulo 22: Conociendo el enemigo

Sus ojos se abrieron cuando sintió aquel impulso, se levantó de la cama de un salto, se puso los zapatos y cogió su camisa.

—Jonathan, nos vamos —exclamó entrando a la sala y se encontró a su amigo con Mailen, ambos muy acaramelados en el sillón. Rodó los ojos con fastidio y de dos zancadas lo agarró por el brazo jalándola hacia la puerta. Su hermana quedó con las mejillas rojas mientras salían—. Sé que dije que no me molestaba, que me alegro que tengas novia y eso, pero no me gustaría escuchar a mi mejor amigo y mi hermana en plan cursi.

Tosió incómodo y se zafó para arreglarse la chaqueta esperando que la puerta del elevador se abriera para salir. Aquellos minutos fueron los más largos para ambos, ninguno sabía muy bien qué decir frente a lo que había pasado.



El hombre sonrió con malicia debajo de la capucha que ocultaba su rostro, mientras veía como sus contrincantes caían al suelo de rodillas, agotados, a penas se sostenían por medio del mango de la espada. Los cadáveres de las bestias se encontraban sangrantes y esparcidos alrededor, mientras los pocos sobrevivientes estaban detrás de aquella persona.

Con la ropa hecha jirones y respirando entrecortadamente lo observaban desafiantes.

—Patéticos —burló mostrándose finalmente. Ambos reconocieron de inmediato los ojos chocolates de Alejandro. Jonathan lo observó con furia—. Vaya, han decaído muchos sus poderes en esta vida ¿eh? Hasta el punto en que una niñita ha tenido que estarlos ocultando y protegiendo. —Negó con la cabeza como si en verdad estuviera decepcionado, suspiró y se acercó a ellos.

—Eres un maldito —gruñó David intentando levantarse, pero haciéndole presión en el hombro lo envió de vuelta.

—Soy fuerte. Tú y tu amigo, débiles, apuesto a que ni has podido encontrar a tu noviecita. ¿Cómo es que se llamaba? —musitó con una mueca pensativa— …Catherine. Tan cerca y no la ven…

—¡Aléjate de ella! —exclamó a punto de echársele encima—. No dejaré que le vuelvas a hacer daño —aseguró.

—¿Cómo vas a impedirlo cuando ni siquiera puedes defenderte a ti mismo? —inquirió burlonamente—. Además el angelito no me importa, la verdad tu hermana está mucho más linda... —Jonathan que había permanecido callado se levantó de un salto para atacarlo.

Alejandro chasqueó los dedos con fastidio y el novio de Mailen salió volando, pero en medio del recorrido el viento lo rodeó y lo dejó en el suelo.

—Parece que aún tienen protector —comentó a la nada. Dio media vuelta y desapareció.



—Idiotas —farfulló Christopher terminado de curarlos. Se encontraban en el departamento del mencionando, el cual estaba de muy mal humor y no dejaba de echarles en cara la estupidez que cometieron al enfrentarse solos a Alejandro.

—¿Sabías quien era? —inquirió David reprimiendo los quejidos de dolor.

—Me di cuenta hace unas semanas. Bryan nos mantenía alejado de él, pero como no entendía el porqué tuve que averiguarlo —respondió con nerviosísimo. Tarde o temprano su primo explotaría porque no se lo dijo.

La puerta se abrió con un golpe seco. Erika entró corriendo con la mochila rosa pegando saltos en su espalda.

—¿Qué haces aquí? —inquirió Christopher dejando a los chicos confundidos.

—Tengo un pequeño problema —respondió tirándose al piso, le tocó subir las escaleras corriendo y esos ni siquiera le ofrecían un vaso de agua, suspiró y se preparó para hablar—. Las criaturas vienen hacia acá y ¡están demasiado cerca! —exclamó lo último, estaba muy alterada, la sola idea de que por atacarlos a ellos le hicieran algo a su hermana la alarmaba.

—Lo sabemos —habló Jonathan—. Alejandro es él que ha estado enviándolos.

—Sí, sí, sí —alabó la niña y dio palmaditas aunque les lanzó una mirada sarcástica—. Eso lo sé incluso hace más tiempo que Christopher. ¿Quién creen que fue el que los estuvo ocultando todo este tiempo? —Sacó por fin un viejo libro de su maleta que dejó a los presentes con la boca abierta.

—¿De dónde sacaste eso? —interrogó David al acercársele para arrebatarle el objeto, pero la niña fue más rápida y lo esquivó. Abrió el libro donde estaba un cordel que separaba las páginas y se la mostró a los demás.



Maldijo por lo bajo cuando la lluvia comenzó a caer y fue a ocultarse en una tienda que estaba abierta, una librería. Se internó entre los estantes repletos, justo en sección de fantasía.

—Enana —llamó una voz desde su espalda.

—Tú no —susurró al ver a la chica de cabello rojo y ojos marrón.

—Sabía que me tenías aprecio, pero no lo exageres —replicó con sarcasmo negando con la cabeza. Frunció el ceño.

—¿Qué haces aquí? No recuerdo que estudiaras, incluso en la biblioteca del colegio estaba prohibida tu entrada —comentó sonriendo con malicia.

Jaqueline se encogió de hombros y cogió el libro que buscaba. Lo miró con melancolía, como si sus ojos escudriñaran hasta el último rincón, quizás deseando que el libro le dijera algo.

—Era el favorito de Bryan —balbuceó Aranel al ver la portada, sin notar la mirada de Jaqueline.

—Lo sé, aunque el de él era de la primera edición. —Ambas se sumieron en el silencio.

El timbre de su celular sonó, pero al contrario de despertarla sólo logró hacer que recordara.



Estaba en aquel escenario, con aquellos ridículos tutus que la obligaban a usar, además de ser rosa. Se fijó en los asientos del frente, seguían vacíos, intentó seguir el ritmo de la música, pero la preocupación creció, sus padres y hermano nunca faltarían a alguna de sus presentaciones.

Suspiró resignada y siguió con su rutina hasta que las cortinas se cerraron.

Aquel día su mundo se acabó, desde el momento en que su celular sonó hasta que chocó contra las tablas del suelo rompiéndose, supo que estaba sola.

2 Plumas:

Anónimo dijo...

Este fue un buen artículo para leer, gracias por compartirlo.

JuLii dijo...

al fin logre ponerme al dia con tu blog.
Me encanto,cada vez esta mas interesante la historia que es lo que quiere ese alejandro? me has dejado con intriga una vez mas.
Espero publiques pronto perdona por tardar en comentar.Que andes bien,besos.

 

Template para blogger por May Abiatti para Plumas Azules